QUESO MANCHEGO CASERO

0:00:00




Ante todo quiero decir que no soy experta ni mucho menos en temas de quesos , sólo aporto la poca información que sé y mi experiencia a la hora de elaborar quesos en casa.Antiguamente los quesos se elaboraban con leche ordeñada del animal sin la pasteurización comercial (realizándola o no de manera artesana) pero existe el riesgo (en el caso de la no pasteurización muchísimo más) de que la leche contenga microorganismos perjudiciales para la salud y sobre todo de contraer brucelosis, enfermedad infecciosa que se puede transmitir al hombre a través de la leche no pasteurizada.







Para elaborar quesos con leche comercial, y dado que éstas están desprovistas de parte de su grasa, debemos "recalcificar" la misma añadiendo cloruro cálcico (sal de calcio), pues en caso contrario la cuajada obtenida sería demasiado pobre y blanda.

En mi caso, tengo estrictamente prohibido consumir leche o derivados de ella no pasteurizados, lo cual no impide que pueda elaborar mis propios quesos en casa con leche fresca del supermercado.





Ingredientes para un queso de 350 grs:

2 litros de leche fresca de vaca entera y comercial(si fuera de oveja, mejor)
1 cápsula de fermentos (termófilos y mesófilos)
2 cucharadas colmadas de leche de oveja en polvo por litro de leche (en este caso, 4 cucharadas)
2 cucharaditas de cuajo animal (1,5 ml) (en mi caso, de cordero)
2 cucharaditas de cloruro cálcico (en caso de no usar leche fresca comercial se ouede prescindir)

Para la salmuera:

200 grs de sal gruesa
1 litro de agua



Elaboración:

Calentamos la leche en una cacerola hasta alcanzar los 35/37º.Retiramos medio vasito de leche e incorporamos el contenido de la cápsula de fermentos. Removemos muy bien con una cuchara o varillas durante 1 ó 2 minutos.  Tapamos y dejamos reposar 20 minutos mínimo por cada litro en leche (en mi caso, una hora).
Diluímos el cloruro cálcico en una cucharada de agua y lo añadimos a la preparación, removiendo muy bien con las mismas varillas, dejando reposar el preparado durante 10 minutos. A continuación,agregamos el cuajo a la preparación, removiendo de la misma forma. Dejamos reposar hasta que cuaje completamente (este proceso puede alargarse bastante aunque lo normal es que en 1 ó 2 horas esté completamente cuajado.

Posteriormente,cortamos la cuajada con un cuchillo horizontal y verticalmente, formando cuadrados de un centímetro aproximadamente. Subimos la temperatura lentamente hasta alcanzar los 40º y batimos enérgicamente la misma con varillas para romperla y conseguir "granos de cuajada".

Recogemos la cuajada con una espumadera, trasladándola a una fina tela de quesería (o una gasa muy fina), dejándola desuerar un apar de horas(este suero no se desecha, pudiendo reutilizarlo en la elaboración de panes, bizcochos y bollería).

Una vez la mayor parte del suero se haya separado de la cuajada, introducimos la tela con ella dentro en  un molde (mejor si es especial para queso manchego, como en mi caso), cerrándolo y colocando encima varios kilos de peso o como en mi caso, una mini prensa.Dejamos desuerar 3 horas mínimo (en mi caso 6 horas).

Transcurrido este tiempo, sacamos la tela del molde le damos la vuelta al queso y lo volvemos a introducir esta vez sin tela. Colocamos nuevamente el peso o la prensa y dejamos desuerar un mínimo de 6 horas (yo lo dejé toda la noche).

Preparamos una salmuera saturando el agua con la sal gruesa, sacamos el queso del molde y lo introducimos en ella, dejándolo un par de horas.Damos la vuelta y repetimos la misma operación.





Escurrimos muy bien el queso, lo secamos con gasas de papel y lo dejamos orear 2 ó 3 días a temperatura ambiente, dándole la vuelta un par de veces al día, para que se cree una corteza.





Pintamos el queso por ambas caras con pintura antifúngica y dejamos secar. Ya sólo queda esperar el proceso de maduración, que lo haremos introduciendo el queso en un tupper y éste en el frigorífico.





Esperaremos un mes , dándole la vuelta si puede ser cada día o en su defecto cada dos. Dependiendo de la humedad y temperatura de nuestra nevera se formaré condensación o no dentro del tupper. Este agua debemos secarla con gasas de papel cuando demos la vuelta al queso.





Ya sólo queda disfrutarlo retirándolo del frigorífico unos 30 minutos antes de consumirlo.



You Might Also Like

4 comentarios

  1. Hola, Olga eres única, dices que no eres experta en quesos, pues ya me gustaría a mí ser la mitad que tú. Es espectacular y todo explicado con maestría. Es a lo que siempre nos tienes acostumbradas. No sé si me atrevería a ponermo manos a la obra, lo veo difícil y laborioso, la verdad. Así que me quedaré admirando ese queso que te has salido tan requetebueno. Un beso!!

    ResponderEliminar
  2. ¡Muy interesante tu entrada! Yo pensaba que hacer queso era más complicado y aunque no está exento de pasos creo que siguiendo tus pautas podemos obtener un queso maravilloso

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  3. Ole!!!!! menuda receta!!!! la verdad es que me has dejado alucinada , ya veo que es laborioso y que se necesita mucha técnica para conseguir un rico y saludable queso. Te ha quedado de fabula, debe estar riquísimo. Te felicito querida amiga. Me alegro de que vuelvas . Besos.

    ResponderEliminar
  4. Que bien poder preparar tu propio queso en casa, en la mía volaría pronto porque nos encanta, posiblemente este iría también a mi quiche de hoy.
    Si esta de vicio como tu dices no quedaron ni las migajas.
    Un beso y feliz semana

    ResponderEliminar

Derechos de autor. Con la tecnología de Blogger.

MI LISTA DE BLOGS

MI OTRA LISTA DE BLOGS

MI TERCERA LISTA DE BLOGS

BLOG BAJO LICENCIA DE CREATIVECOMMONGS.ORG

Páginas vistas en total